lunes, 17 de febrero de 2014

Tomorrow never comes




La hierba lleva mojada muchos días, hace tiempo que no puedo salir si no es con las botas de monte.

Cuando estoy por ahí con el perro, a las horas en que no hay luz y tengo un rato para pensar, en ese momento que todavía no ha empezado el bullicio diario, me dan ganas de retirarme a cuidar cabras, no veo que el mundo vaya a mejorar nunca.

Los líos de los políticos  no me exaltan, me entristecen. Y me deja pasmada que se justifique cualquier cosa si es de los tuyos. No tenemos solución.


Llueve casi todos los días. Me estoy acostumbrando al fango y a que me pesen las suelas.   

A ratos noto el vacío. El hueco que crea toda relación porque nunca llega a ser como esperas.

Tomorrow never comes y mientras, funciona esa ilusión de que nos entendemos.

Ando entre rendirme o coger las riendas.

Sueño mucho, como si rumiara las dudas de noche y las fuera sacando bajo diferentes formas.

Cuando me abraza vuelve la calma.



6 comentarios:

  1. Por parte de los politicos hace mucho que no deja de llover, pero no agua, sino su basura, y no encima de la hierba, sino encima de todo el mundo.

    Mejor tener un sitio como el que describiste, y al menos asi poder respirar un poco.

    :)

    ResponderEliminar
  2. No te rindas, como decía el poeta, si lo haces vencen y ni los políticos ni quien nos hace daño se lo merecen. Tú eres única. No te dejes ir, seguro que alguien te necesita.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gustazo de leerte así que me atrevo a decirte que teniendo qué contar y de modo tan certero, no te veo rindiéndote, no no lo creo.

    ResponderEliminar
  4. Aquí no llueve, no. Al contrario, hace demasiada calor. Sin embargo, suscribo hasta el dolor tus últimas cuatro frases y especialmente una: "ando entre rendirme y coger las riendas", sin decidirme por ninguna de las dos opciones, porque la primera no la quiero y la segunda me asusta.
    Hoy, como nunca, tu texto me ha llegado hasta el fondo, hasta lo que es secreto incluso para mí.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  5. No te acostumbres al fango, aunque te enfangues de vez en cuando; forma parte de la vida, sólo eso.
    Besos con lluvia también por aquí.

    ResponderEliminar
  6. No voy a darte consejos.
    Soy un fracasado emocional.
    Haz caso a los listos y tendrás una vida socialmente aceptable.

    ResponderEliminar